Hacer tus contenidos más virales aunque no tengas un nicho viral

Cuando escribimos contenido queremos que este sea visto y compartido por el mayor número de personas posible ¿Verdad? En este artículo te cuento algunas técnicas para que tu contenido sea más viral.

El «márketing viral» esta cogiendo cada vez más peso en nuestros días, tanto que para algunas personas es una obsesión. Sin embargo, en muchos nichos de mercado es complicado idear un contenido que sea tan viral y, si una vez lo logras por casualidad, perderás la cabeza intentando volver a hacerlo de nuevo.

Muchas personas tratan de lograr contenidos virales a través de los llamados clickbaits, pero como de eso ya hablamos en otro artículo hoy voy a darte técnicas de copywritting para lograr esa mayor viralidad que estas buscando.

Incluso si no estás buscando ser viral, estos consejos te van a ayudar a tener más clics, aperturas, lecturas y «compartir». Todas esas cosas son buenas para tu estrategia de márketing de contenidos, porque cuantas mas personas leen lo que publicas, más posibles conversiones tienes. Te lo explico mañana en el artículo «3 pasos para convertir visitantes en clientes» que ya tengo preparado.

Escribe más de un título

Una forma de definir lo viral es «un contenido que tiene un alto ratio compartir/visualización (por ejemplo, de 10 visualizaciones lo han compartido 8) y una gran cantidad de clics por cada vez que se comparte.

Ahora piensa, estas en Facebook o en Twitter y aparece una gran cantidad de contenido compartido ¿Qué hace que pinches en uno determinado o que lo compartas? El título, pero no un título cualquiera, tiene que se un buen título.

SEO vs Viral

Muchas veces nos centramos mucho en el SEO a la hora de escribir un título y pasamos por alto que el contenido en primer lugar debe ser para las personas. Hay básicamente dos razones por las que un buen título SEO no tiene por qué ser un buen título viral.

  1. Las palabras clave. Que las palabras clave estén bien puesta no significa que a la persona que este pasando el rato en Facebook le den ganas de pinchar.  Los títulos SEO a veces pueden ser «aburridos».
  2. Falta de tiempo/esfuerzo. Muchas veces nos centramos tanto en hacer un artículo increíble que pasamos horas revisándolo, mejorándolo, poniendo una coma aquí, cambiando esta palabra porque se repite allí, esto en negrita… y cuando tenemos que ponerle un título para publicarlo lo queremos liquidar cuanto antes para publicarlo de una vez.

Resolver el primer problema pasa por escribir un título SEO y otro distinto para las personas. ¿Cómo haces esto? En tu artículo de tu web escribes el título SEO, que es el que van a indexar los buscadores y a la hora de compartir tu contenido por redes sociales lo haces con un título distinto, orientado a la viralidad. Son títulos distintos porque su objetivo es distinto en medios distintos.

El segundo problema se resuelve pasando más tiempo pensando en tu título. Hay varios trucos, por ejemplo puedes escribir el título antes de escribir el artículo, y pensarlo bien ¿De qué vas a escribir? Además, a muchas personas les ayuda hacer una lista de 10 o 20 títulos posibles y luego elegir el mejor.

Anatomía de un título viral

Esto no es una ciencia exacta, pero hay determinados títulos que por su naturaleza son más clicables que otros. Tres ideas serían:

  • Títulos que «invitan a la curiosidad» . La curiosidad puede ser un muy buen aliciente para hacer clic en un contenido. Puedes sacar bastante inspiración de la web «La voz del Muro«, que utilizan esta técnica en muchos de sus contenidos. Por ejemplo, uno que tienen reciente ahora es «Este vehículo circula por encima de la velocidad permitida ¡Mirad lo que pasa en la calle!«
  • No formes una opinión para el lector. Muchas veces escribimos sobre un tema y una forma de terminar nuestra exposición sobre el mismo es terminar con una conclusión en la que damos nuestra opinión. Según distintos expertos esto no es aconsejable, ya que el modelo «yo pienso que esto es así» no es tan atractivo como el de despertar curiosidad por un tema y satisfacerla en el contenido.
  • Se audaz pero no «demasiado audaz». Hay formas de escribir un título llamativo usando, por ejemplo, la ironía, la psicología inversa… etc. Un título como «Este vídeo no lo vas a querer ver» puede hacer que el usuario pinche para ver por qué no lo iba a querer ver. Sin embargo, si te pasas con esto puede ser que el usuario no «lo coja» ¿Donde esta la línea? Eso te lo va a dar la experiencia y los test A/B.

Otras cosas a considerar

Cuando trabajas SEO, lo que haces es ayudar a los buscadores (y a las personas que usan los buscadores) a encontrarte mejor en  una búsqueda. Sin embargo, cuando trabajas viralidad lo que haces es crear contenidos que llamen la atención en lugares como las redes sociales. Con el SEO haces que te encuentren, pero con la viralidad tú vas a su encuentro.

Un tema importante a considerar es precisamente  cómo presentar tus contenidos al compartirlos en redes sociales, un artículo que tengo previsto para que salga mañana, en el que te ampliaré la información sobre este aspecto que te va a ayudar en la viralidad de tus contenidos.

También hay otros factores como la hora a la que publicas y cosas así, esto hace que muchas personas consideren que es cuestión de suerte, o que se trata de un arte. Yo pienso que la clave esta en la mejora continua, en ir haciendo las cosas lo mejor posible siempre, y ahí vas obteniendo resultados cada vez mejores.


Espero que te haya servido este artículo, si es así hazmelo saber en los comentarios para seguir escribiendo sobre este tipo de temas. Compártelo en tus redes sociales para poder ayudar a más personas ¡Hasta pronto!